Requisitos necesarios para un proceso de divorcio en España siendo extranjero

La demanda de exequátur permite el proceso de divorcio de una pareja extranjera en España, siendo una opción muy reclamada en la actualidad. Pero, ¿qué requisitos son necesarios para poder llevar a cabo el divorcio? En primer lugar, hay que considerar que lo más importante es la actual residencia de los cónyuges, siendo este un detalle que cuenta con más peso que la nacionalidad o el lugar de nacimiento de los cónyuges.

¿Qué necesitamos para divorciarnos en España?

Para que el divorcio entre extranjeros en España sea efectivo es necesario que los cónyuges (o como mínimo uno de ellos) tengan la residencia habitual en nuestro país. A partir de ahí hay que comentar una serie de supuestos que también harían posible este proceso, como por ejemplo en caso de que el demandado tenga su residencia habitual en España o, por el contrario, si el demandante ha tenido su residencia habitual en nuestro país al menos en el lapso de tiempo de un año antes de la presentación de la demanda de divorcio.

En caso de que uno de los dos cónyuges sea de nacionalidad española y sea el demandante, será suficiente con demostrar que haya residido en España durante un plazo de seis meses.

Finalmente, en caso de que estemos ante un divorcio de mutuo acuerdo, el único requisito que necesitaremos será que cualquiera de los cónyuges resida en España. En definitiva, estamos ante una serie de situaciones muy variadas y particulares que necesitaremos para llevar a cabo un divorcio de extranjeros en España.