¿Qué es el exequátur?

Posiblemente hayas escuchado en más de una ocasión la expresión exequátur en España, pero quizá no sepas exactamente lo que es. Se trata de un procedimiento jurídico que tiene como misión examinar si una sentencia o laudo extranjera es válida y cumple con ciertos requisitos para que tenga plena eficacia y pueda ejecutarse en un país diferente al que se dictó la sentencia.

Descripción y características del exequátur

El exequátur tiene un doble propósito; primero es la homologación de una resolución judicial extranjera, la cual, y tras el exequátur esta resolución será reconocida y ejecutada como española, o la declaración de que una resolución no es susceptible de reconocimiento ni tampoco ejecución en nuestro país.

Un caso muy común en esta clase de procedimientos es el exequátur de divorcio, lo que requiere una solicitud de reconocimiento y ejecución de sentencias de divorcio matrimonial en un país diferente al nuestro.

En nuestro país, hasta la aprobación de la Ley 29/2015 de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil, el Derecho español era el encargado de regular el exequátur en la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 (LEC).

Además, y dentro de la Unión Europea, se aplica el Reglamento CE (44/2001) del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, el cual es relativo a la competencia judicial, así como el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. Por otro lado, el Reglamento CE 2001/2006 del Consejo, de 27 de noviembre de 2003, relacionado con la competencia, reconocimiento y también la ejecución de resoluciones judiciales en lo relacionado con la materia matrimonial y la responsabilidad parental.