¿Cómo se desarrolla el procedimiento del exequátur?

El exequátur en España es el procedimiento jurídico mediante el cual se examina si una sentencia extranjera es válida y cumple con los requisitos oportunos para que se pueda ejecutar en un país diferente al que se dictó. Uno de los casos más frecuentes en los que se produce es en los casos de divorcio, reconociendo así sentencias de matrimonio de un país extranjero.

Procedimiento del exequátur

El procedimiento del exequátur en España implica seguir una serie de pasos recogidos en la Ley de Cooperación Jurídica Internacional en materia Civil (LCJIC). Los puntos más importantes son los siguientes:

  • Competencia: Los Juzgados de Primera Instancia son los competentes para conocer las solicitudes de reconocimiento y ejecución de las resoluciones judiciales que hayan tenido lugar en el extranjero. Si se trata de materias mercantiles, serán los Juzgados de lo Mercantil los competentes.

  • Demanda y documentación: En un procedimiento de exequátur, las partes deben encontrarse representadas por un procurador y con asistencia de un abogado. Además, podrán acceder a la solicitud de asistencia jurídica gratuita. El procedimiento se inicia mediante una demanda, la cual debe ir acompañada del original o copia de la resolución extranjera, documentos que acrediten su firmeza y las correspondientes traducciones.

  • Resolución y recurso: Una vez que se admite la demanda, este escrito se traslada a la otra parte, que puede oponerse en un plazo de 30 días. Una vez que hayan transcurrido los plazos, se resolverá por medio de un auto en un plazo máximo de diez días. Contra este, cabra recurso de apelación.