¿Cómo debe actuar un juez ante un procedimiento exequátur?

Lo primero que hay que saber es que un procedimiento exequátur es un acto judicial en el que se declara que un fallo o una sentencia extranjera puede ejecutarse en otro estado. A partir de ahí, tenemos que conocer cómo debe proceder el juez.

Pasos a seguir

La documentación que se debe presentar junto a la demanda son el original o una copia compulsada de la resolución extranjera, así como un documento que acredite la resolución y sus traducciones. Estas pueden ser no juradas sin el perjuicio que puede implicar que la otra parte pueda impugnarlas al no considerarlas como fieles.

Cuando el escrito de demanda se haya admitido a trámite, la otra parte recibirá traslado del mismo que podrá presentar oposición en un plazo no superior a 30 días. La misma deberá sostenerse sobre la base de impugnación de la autenticidad de dicha resolución, sobre la firmeza de la misma o sobre el emplazamiento al demandado. Siempre el Ministerio Fiscal va a ser quien se persona en estos procesos y realizará las manifestaciones que piense que son las oportunas.

Contra este se puede interponer un recurso de apelación que se elevará a la Audiencia Provincial que le corresponda. En segunda instancia y contra dicha resolución, cabe un recurso extraordinario por una supuesta infracción procesal.

En cualquier caso y como objetivo final, este procedimiento consiste en el permiso de la libre circulación de una decisión judicial, tanto en materia mercantil como civil, de todos los estados miembros sin que haya necesidad de ejecutar otro tipo de pasos intermedios.